En este caso el reto era hacer que el público usara más las escaleras normales en lugar de las mecánicas. No soy ningún talibán de lo lúdico en clase, pero a menudo conviene pensar ¿Cuál es la opción más divertida?

Gracias a Jara por el enlace.

« »