Una buena noticia: Valderas ha anunciado hoy el aplazamiento del Plan de Ajuste para negociar con los sindicatos. Es como se debería haber hecho desde el principio. Está claro que el éxito de las movilizaciones de esta semana ha sido determinante para forzar esta medida. Por eso mismo no debemos bajar la guardia y continuar con la presión para que la negociación se haga desde una posición de fuerza. Hay que permanecer atentos a los detalles del ajuste a ver hacia adónde se desplaza el recorte, si es que lo hace.

« »